Explosión

Detrás de la raya amarilla, te vi. Esperabas el tren, igual que yo. Sostenías tu bolso hacia un lado, igual que yo. Usabas el reloj que yo te regalé e incluso podría asegurar que olíamos igual. Te llevaste un mechón de cabello detrás de la oreja y apretaste tus lentes contra tu nariz. Linda, lindísima [...]