Todo el mundo cabe en un suspiro

con una voz que llama a la calma de suprimir llanto de saberse anhelo de construir pirámides

The Sleep of the Beloved.
Paul Schneggenburger.

A Rafael Ocando

si tan solo es tan tanto
41kb 28 segundos
con una voz que llama a la calma de suprimir llanto de saberse anhelo de construir pirámides
la idea de unas palmas que se aferran a otra idea
todo el mundo cabe en un suspiro
todo mi mundo cabe en tu regazo
asciendo haciendo que mis pupilas se dilaten
sobre este temblor que ahora comparto
soy dos manos que eres
soy dos piernas que te son
soy un cuerpo que te llama
soy el jadeo solitario de un sueño en par
dices mi nombre cuando no hay nadie cerca
y yo te ruego entre gemidos
que no me sueltes
que no me sueltes
que no me sueltes
que eres mi suerte
que nunca olvides – te lo suplico –
que mi paz vive en tu pecho

alejandra-pizarnik-dibujo1
(Por Alejandra Pizarnik).

 

toda la mugre del mundo la llevo en los pies

mis pasos aguantan cada una de las torturas

soy los hijos que no he parido

que comparten mis cromosomas

clono charcos para llevarlos conmigo